El mercado de las obligaciones

El mercado de las obligaciones es uno de los mercados más importantes del mundo y proporciona a los inversores bursátiles información interesante y numerosas oportunidades de beneficios.

¡Especule con obligaciones ahora!
El mercado de las obligaciones
Los CFD son instrumentos complejos y, debido al efecto palanca, presentan un riesgo elevado de pérdida rápida de capital. Entre un 74% y un 89% de las cuentas de clientes minoristas pierden dinero durante la negociación de CFD. Debe asegurarse de que comprende el funcionamiento de los CFD y de que puede permitirse correr el elevado riesgo de perder su dinero.

 

¿Qué es el mercado de las obligaciones?

El mercado de las obligaciones, también llamado «mercado obligacionista», es el mercado que permite  financiarse a los Estados y a las empresas. En efecto, cuando un estado o una empresa necesita financiación, puede emitir títulos especiales llamados «obligaciones». Esta obligación es una forma de empréstito combinada con un tipo de interés y una fecha de vencimiento, en la que el estado o la empresa deben reembolsar su deuda.

Los inversores o los bancos pueden comprar estas obligaciones fijando el tipo de interés en función de varios criterios, entre los cuales el riesgo de falta de pago y rendimiento.

Generalmente, son las agencias de calificación que tienen la responsabilidad de evaluar el nivel de riesgo de una obligación. Entre estas agencias de calificación se encuentran, Standard & Poor's, Moody's y Fitch rating.

Cabe mencionar que una gran parte de las obligaciones propuestas hoy día son obligaciones de estado. Pero también se pueden encontrar en el mercado obligacionista futuros empréstitos de estado, swaps o créditos default swaps.

Podemos distinguir igualmente dos tipos de mercados obligacionistas, a saber el mercado primario que corresponde a la emisión de todas las nuevas obligaciones destinadas a instituciones o inversores particulares y que se benefician de una garantía por parte de los bancos de inversión, y el mercado secundario que agrupa las transacciones efectuadas sobre obligaciones ya emitidas.

 

¿Cómo se determina el precio de una obligación?

Llamamos aquí «precio de una obligación», al tipo de interés que se abonará al inversor durante el período que precede al reembolso total. Así pues, se trata de un tipo de interés a largo plazo. El Banco Central es el que fija los tipos de interés a corto plazo.

El cálculo de este tipo de interés varía en función de varios criterios, entre los cuales:

  • La actualización de los flujos financieros (volúmenes de obligaciones intercambiadas) que integran coeficientes de actualización para los empréstitos de estado.
  • Una prima de liquidez que corresponde a la estimación del coste de la negociación de la obligación.
  • Una estimación del riesgo de falta de pago del prestatario durante la duración del préstamo.

Por supuesto, este cálculo sigue siendo complejo y los inversores prefieren contar con un valor más claro que englobe el conjunto de estas indicaciones llamado «credit spread». Para encontrar este crédito spread, se comparan generalmente la situación de deuda de la empresa o del estado con otra deuda ya conocida y similar que ya fue evaluada.

 

¿Cómo operar en el mercado de las obligaciones?

Cabe la posibilidad de especular en el mercado obligacionista pasando por distintas herramientas. Los bancos proponen, por ejemplo, productos de inversión bursátil que integran obligaciones en el marco de PEA o de cuentas-título.

Pero Vd. también puede especular directamente en línea y a veces sobre el valor de una obligación utilizando los CFD de las plataformas de especulación en línea. Estas dos herramientas son especialmente interesantes ya que permiten operar en ambos sentidos, tanto al alza como a la baja y beneficiarse así de todas las condiciones del mercado para hacer beneficios.

La especulación obligacionista es una de las más interesantes,  ya que el sentido de las tendencias es más fácil de observar y anticipar que en los demás activos del mercado bursátil.

El trading de obligaciones

Desde hace un tiempo se puede operar directamente con las obligaciones importantes y así especular con su alza o su baja. Para ello basta con inscribirse en una plataforma de trading.

¡Especule con obligaciones ahora!*
Los CFD son instrumentos complejos y, debido al efecto palanca, presentan un riesgo elevado de pérdida rápida de capital. Entre un 74% y un 89% de las cuentas de clientes minoristas pierden dinero durante la negociación de CFD. Debe asegurarse de que comprende el funcionamiento de los CFD y de que puede permitirse correr el elevado riesgo de perder su dinero.